Las dos novias

Juan vive en Quilmes. Tiene una novia en Avellaneda y otra en La Plata. No tiene coche, por lo que toma el tren cada vez que desea visitarlas.

Los trenes que se detienen en Quilmes van hacia el sur o hacia el norte. Los que van al sur se dirigen a La Plata; los que van al norte, a Avellaneda. Pasa una cantidad igual de trenes en cada dirección.

Juan quiere a sus dos novias por igual. Como encuentra difícil la elección, decide que al llegar a la estación tomará el primer tren en llegar, vaya hacia el este o el oeste. Al hacer esto durante un mes, se encuentra con que ha visitado a la chica de La Plata 11 veces por cada vez que ha visitado a la de Avellaneda. Suponiendo que llega a la estación de Quilmes a cualquier hora tomada al azar ¿Por qué la pobre chica de Avellaneda ha recibido tan poco sus atenciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *